¡Hola mundo!
2 octubre, 2019

NA-AT Technologies estima que de los 30 bancos con los que trabaja, el 90% cumplirá en tiempo el plazo fijado para marzo de este año.

A partir de marzo, los bancos deberán empezar, de manera obligatoria, a registrar los datos biométricos de sus clientes (principalmente huellas dactilares) al momento en que éstos abran cuentas nuevas o pidan nuevos créditos.

Esta medida la ordenó la autoridad financiera desde el 2017 y en un principio entraría en vigor desde el 1 de enero del 2019. Sin embargo, se aplazó hasta marzo del 2020 dada la petición de los propios bancos de trabajar en la creación de una base de datos biométricos única, en lugar de que cada entidad tuviera la suya.

Carlos Chavarría, director de NA-AT Technologies, firma especializada en el desarrollo de tecnología para el sector financiero, asegura que hoy ya existe un gran avance en los bancos para empezar con esta medida a partir de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡OBTÉN DEMO GRATIS!